¿Qué es y cómo fortalecer el suelo pélvico?

29.10.2021

¿Qué es el suelo pélvico? Concepto - Definición

El Suelo Pélvico, también conocido como Piso Pélvico, es el conjunto de músculos y ligamentos que tapiza la parte inferior de la pelvis y rodean o cierran la cavidad abdominal en su parte inferior y que cuya principal función es servir de sostén de los órganos pélvicos (el perineo sostiene la vejiga, la uretra, el útero, la vagina y el recto) asegurando su normal funcionamiento.

También cumple funciones en el ámbito sexual (en función de la tonificación de los músculos perineales, mejoran la calidad de las relaciones sexuales), reproductivo (último obstáculo que debe salvar la cabeza del bebe, ayuda a que su cabeza rote y produce una contraccion refleja en el útero denominada reflejo expulsivo que provoca a la embarazada un deseo o necesidad de empujar) y de continencia (controla los esfínteres).


Es por ello, que el suelo pélvico no es un conjunto rígido o fijo de músculos y tendones con una escasa movilidad. Se trata de un conjunto dinámico de músculos y ligamentos, que se adapta a nuestro movimiento manteniendo siempre una adecuada tensión en la sujeción de los órganos dentro de la pelvis.

Anatomía del suelo pélvico

La anatomía del suelo pélvico o periné sería la siguiente:

  • Músculo elevador del ano, un músculo que cubre la mayor parte de la pelvis: es uno de los principales componentes del suelo pélvico.


  • Los órganos pélvicos pueden dividirse en 3 compartimentos:


  • Anterior (vejiga y uretra)


  • Medio (útero y vagina, próstata y vesículas seminales)


  • Posterior (recto, conducto anal y aparato esfinteriano).


Por tanto, el suelo pélvico constituye ese conjunto de músculos que se encuentran entre el pubis y el coxis.

¿Cuáles son las causas del debilitamiento del suelo pélvico?


Cuando el suelo pélvico se debilita, surgen problemas que pueden afectar al funcionamiento de los órganos pélvicos. Los principales factores que influyen en el debilitamiento del suelo pélvico son:

  • Parto natural

  • Estreñimiento crónico

  • Deportes de impacto

  • Obesidad

  • Enfermedades respiratorias crónicas y tabaquismo

  • Cirugía ginecológica o tratamientos agresivos

  • La edad

¿Cómo fortalecer el suelo pélvico?

Es muy importante que los músculos del suelo pélvico tengan un tono firme, ya que sostienen la parte baja del abdomen y permiten que los esfínteres cumplan con su función adecuadamente.

Cuando ejercitamos el suelo pélvico lo que se siente es una contracción que cierra y eleva hacia adentro y hacia arriba todas las aberturas del periné, es decir, el ano, la uretra y la vagina, en el caso de las mujeres.

Existen diferentes tratamientos y técnicas fisioterapéuticas (ejercicios, aparatos, material, etc.) para fortalecer los músculos de esta zona. Por ejemplo, la gimnasia abdominal hipopresiva, la electroestimulación, la masoterapia, la cinesiterapia, los ejercicios específicos con biofeedback, los ejercicios de normalización abdomino-pélvica, los conos vaginales o las bolas chinas.

Pero sin duda alguna, uno de los tratamientos más conocidos es la realización de los ejercicios de Kegel, ya que el paciente puede realizarlos en su domicilio o incluso mientras trabaja. Consisten en la contracción de los músculos del suelo pélvico y deben realizarse con conciencia y conexión con nuestro cuerpo. Para identificar correctamente los músculos que debes contraer, la próxima vez que vayas al baño a hacer pipí, puedes intentar cortar el chorro de orina voluntariamente, de esta manera localizarás la contracción muscular pero recuerda que no se debe realizar al ir al baño, únicamente es un test para localizar.

Te recomendamos el asesoramiento de un especialista en suelo pélvico si estás iniciándote y te preocupa el tono de tu musculatura para determinar exactamente qué ejercicios son adecuados para tu caso.

4 Objetivos de un tratamiento fisioterapéutico para fortalecer el suelo pélvico

Los tratamientos fisioterápicos tienen los siguientes objetivos concretos en el caso de trabajar la debilidad del suelo pélvico:

  1. Reprogramación de la faja abdominal y trabajo sinérgico de abdomen y periné. Lo que implica conciencia corporal de la activación y movimiento de la musculatura profunda del abdomen y reconocimiento de la musculatura del suelo pélvico

  2. Trabajo postural y respiratorio para una buena gestión de presiones.

  3. Normalización del tono muscular, en ocasiones el objetivo será aumentarlo y en otras bajarlo si hay tensión.

  4. Mejora de las características de la contracción y movimiento de la musculatura, simetría, fuerza, resistencia, etc. esto no significa que estos ejercicios se deban realizar durante la micción.

  5. Integración de lo aprendido en las actividades de la vida diaria

Además de cumplir estos objetivos ofrece ventajas o beneficios como la mejora de la lubricación vaginal (en ocasiones se ve alterada por cambios como el uso de anticonceptivos de tipo hormonal, por presencia de hongos o irritaciones o estrés entre otras causas) y la elasticidad.

Si tienes cualquier duda, ponte en contacto con nosotras y estaremos encantadas de poder ayudarte en todo lo que esté en nuestra mano. Descubre nuestro servicio de fisioterapia de suelo pélvico a domicilio sin compromiso.