¿Qué es y qué funciones desempeña una matrona?

05.03.2021

Si quieres saber qué es una matrona, qué funciones desempeña, quién puede ejercer la obstetricia y por qué contratar sus servicios, en este artículo te contamos cómo puede ayudarte en cada etapa del embarazo.

¿Qué es una matrona y en qué consiste su trabajo?

Las matronas o parteras son los profesionales responsables de ofrecer asistencia, cuidado y asesoramiento a las mujeres necesarios durante el embarazo, parto y el puerperio o postparto. También se encargan de dirigir nacimientos bajo su propia supervisión y responsabilidad, y proporcionar cuidados al recién nacido y al lactante.

La obstetricia o matronería es un campo de la medicina que se especializa en la salud de madre y el niño durante el embarazo, el parto y el puerperio,​ además de la salud sexual y reproductiva de la mujer a lo largo de su vida.​

¿Qué funciones desempeña una matrona profesional?

Algunas de las funciones más comunes de una matrona son las siguientes:

  • Reuniones con médicos y pacientes para conocer acerca del estado del embarazo:

    • Leer y estudiar los exámenes y resultados médicos de los pacientes llevando el seguimiento y registro de estos.

    • Valorar las condiciones médicas de la mujer y el niño así como los posibles embarazos previos.

    • Llevar a cabo un registro detallado del proceso de parto el cual será compartido posteriormente con otros médicos y demás especialistas y profesionales de la salud.

    • Aconsejar a los pacientes que busquen la ayuda de otros especialistas si el problema excede su nivel de experiencia o capacidad.

  • Ofrecer asistencia a las madres antes, durante y después del parto:

    • Dar seguimiento del estado y las condiciones del bebe, escuchando su ritmo cardíaco, identificando la posición fetal, midiendo la dilatación uterina de la madre y estimando el tamaño y peso del bebé.

    • Vigilancia y seguimiento constante de los signos vitales y las condiciones del bebé durante el parto.

    • Plantear planes personalizados a cada paciente atendiendo al tipo de embarazo, los informes médicos y la situación médica pre-existente.

    • Explicar todos los pasos del procedimiento a los pacientes y/o sus familiares y sobre el momento del parto y el cuidado post-parto y las atenciones a dar al recién nacido, resolviendo todas sus dudas. Y es que la gestación plantea muchas dudas y muchos cambios que afectan al cuerpo y también a las emociones. Es por ello, que la matrona atiende a la mujer también en este tipo de aspectos, por lo que algunas de sus funciones más importantes son escuchar y responder a las diferentes consultas que vayan teniendo tanto la mujer como su familia durante todo el proceso de gestación. Algunas de las dudas y temores más recurrentes suelen ser los siguientes:
      - Miedo a que algo vaya mal durante la gestación o el parto.
      - Miedo al dolor y a la muerte
      - Miedo a que el bebé tenga problemas
      - Dudas sobre las dificultades naturales de la mujer durante la gestación, como son las molestias propias del embarazo (náuseas matinales, dolor de espalda, etc.) y el posparto (lactancia, cuidados del recién nacido, etc.).

    • Asistencia a las madres durante el parto y coordinación de las actividades de los asistentes.

    • Cortar el cordón umbilical y limpieza del bebé tras el parto.

    • Revisar las constantes vitales y condiciones de salud del recién nacido.

    • Limpieza de las cavidades uterinas de las madres después de dar a luz para evitar infecciones.

    • Establecer, explicar y seguir los procedimientos de emergencia adecuados durante el parto.

    • Identificar las posibles amenazas potenciales durante el parto y ofrecer un nivel de respuesta apropiada a este tipo de situaciones.

    • Asesorar y acompañar a las madres o los recién nacidos en caso de presentarse alguna complicación o problema que requiera de cuidados mayores.

    • Dar asistencia médica contínua a los recién nacidos y practicar técnicas de reanimación si fuese necesario.

¿Qué skills debe reunir una buena matrona?

  • Dotes o Habilidades de comunicación: La comunicación es uno de los aspectos más importantes de una buena matrona puesto que:

    • Debe comunicarse claramente, en especial de manera verbal, para entablar un entorno cómodo y transparente para pacientes y familiares, respondiendo eficazmente a sus inquietudes y entablando una relación cordial que genere confianza en estos.

    • Debe poseer una buena habilidad de escritura para redactar o completar informes médicos detallados.

    • Debe ofrecer un trato digno y respetuoso con el paciente transmitiendo siempre una imagen positiva, transparente, empática, compasiva y altruista en todo momento demostrando sensibilidad, interés e implicación hacia las necesidades individuales de cada paciente.

    • Debe contar con capacidad de trabajar en equipo y cultivar buenas relaciones con otro tipo de profesionales del ámbito sanitario.

    • Profesionalidad y ética respetando en todo momento la intimidad y manteniendo la máxima discreción respecto a información sensible o confidencial sobre los pacientes.

  • Capacidad para trabajar bajo presión en situaciones o ambientes exigentes:

    • Realizando varias tareas al mismo tiempo teniendo en cuenta la prioridad de las mismas, múltiples variables, exigencias en constante cambio y su responsabilidad respecto al correcto desempeño de las mismas (ante todo debe mantener un gran sentido de la responsabilidad). Debe ser capaz de adaptarse a un ambiente dinámico y activo de trabajo

    • Mantener la calma y una actitud profesional en situaciones complicadas o críticas.

    • También debe ser capaz de afrontar situaciones emocionalmente difíciles y/o exigentes con la mayor mesura y serenidad posible.

  • Capacidad analítica para la toma de decisiones y la resolución de problemas:

    • Una buena matrona debe saber identificar y resolver problemas de manera eficiente y adecuada empleando el pensamiento crítico y el buen hacer.

    • Por supuesto, deberá contar con la capacidad de analizar, evaluar y diagnosticar la condición de los pacientes, a fin de brindarles el cuidado y tratamiento más adecuados en cada caso.

¿Quién puede ofrecer servicios de matrona en nuestro país?

En España, la profesión de matrona o enfermera especialista en ginecología y obstetricia está regulada y avalada por 6 años de estudios específicos a fin de dotar de las capacidades suficientes y necesarias a estos para ejercer su labor, la cual abarca desde la atención primaria de la madre durante el momento del parto, hasta la atención especializada ante determinados casos.

Y es que para poder ejercer esta profesión, es necesario haber estudiado Enfermería (bien a nivel diplomatura o grado) y una vez culminados los estudios (tras haber recibido el título en Enfermería Generalista), se debe aprobar un examen de Enfermera Interna Residente (EIR), tras el cual se requieren de 2 años adicionales de estudio específico como Matrona Interna Residente, periodo en el que el aspirante tiene prácticas en diferentes centros de salud y hospitales, con el fin de ir adquiriendo experiencia e irse familiarizando con la labor.

Además de todo ello, las matronas deben de estar inscritas en la Asociación de Matronas que corresponde con su comunidad autónoma o en aquella en la que vayan a llevar a cabo su actividad profesional, según lo indicado por la Federación de Asociaciones de Matronas de España.

¿Por qué contratar los servicios de una matrona?

Una de las razones más habituales por las que se contratan los servicios de una matrona o partera, es que son profesionales que brindan un servicio de calidad individualizado, en el que se estudia cada caso y embarazo de manera personal para poder ofrecer en cada momento lo que la madre necesite.

Además de huir de la frialdad de las consultas de ginecología o centro de salud optando por realizar la consulta en la tranquilidad e intimidad de tu casa, ya sea de manera presencial u online.

Otra de las ventajas principales por las cuales contratar los servicios de matrona es por tener a un profesional de confianza y poder acudir a él siempre que surjan dudas o miedos, y preparar de manera personalizada el parto.

Lógicamente este tipo de profesionales, al igual que otros como salus, fisioterapeutas, etc., también ofrecen sus servicios en hospitales, clínicas, centros de salud y organizaciones dedicadas a brindar asistencia a las futuras madres durante el embarazo tanto de ámbito privado como público, por lo que siempre encontrarás la tipología de servicio que más se adecúe a tus necesidades.

Si buscas matrona a domicilio y necesitas más información sobre los servicios que ofrece y si es la persona adecuada para ti, ponte en contacto con nosotros sin compromiso y conócenos. Tenemos el profesional que necesitas.