¿Qué es la osteopatía en el embarazo? Beneficios y ventajas

03.12.2021

El cuerpo de la mujer pasa por muchos cambios en el embarazo y es mejor cuidarlo desde antes siquiera de saber que estamos embarazadas tanto por nuestra salud presente y futura, como la de nuestro hij@. Es por ello, que la osteopatía resulta un gran aliado (además del deporte, una buena nutrición y descanso, entre muchas otras variables) para llegar en las mejores condiciones físicas al embarazo.

Muchas mujeres no comienzan a tomar medidas en su alimentación, ejercicio diario y otros factores hasta no estar seguras de que están embarazadas, algo que si bien es aconsejable no previene posibles problemas a futuro por no haber seguido unas pautas más saludables de forma previa.

En el embarazo pueden cambiar muchas cosas a nivel físico y hormonal, además de tener dolores que hasta entonces no habíamos padecido antes (pies, espalda, cintura, cadera, etc.). Es por ello, que si eres madre primeriza puedas llegar a asustarte por este tipo de cambios, pero no te preocupes, en este artículo te contamos qué es la osteopatía para embarazadas y cómo esta disciplina puede ayudarte a sobrellevar mejor este periodo tan importante en tu vida.

¿Qué es la osteopatía y en qué consiste?

La osteopatía es una disciplina o conjunto de técnicas que se centra en la manipulación de los músculos a través del conocimiento de la anatomía, fisiología y biomecánica del cuerpo en busca de la posible causa de un dolor.

Este tipo de técnicas son realizadas por un especialista en osteopatía u osteópata mediante la aplicación de una pequeña presión en los músculos afectados, para aumentar la funcionalidad y movimiento de las articulaciones estudiando, tratando y evitando problemas en el paciente relacionados con las mismas.

¿Cómo funciona la osteopatía en el embarazo? ¿Es realmente útil?

Se trata de un tipo de terapia manual muy efectiva para el dolor de espalda, algo normal en una embarazada, por lo que este tipo de tratamientos ayudan mucho a combatir el dolor y el estrés. Los osteópatas brindan consejos y recomendaciones muy prácticas sobre posturas y ejercicios para evitar llegar a situaciones extremas en tu día a día ayudándote a sobrellevar esos momentos.

En la osteopatía se trabaja con todos los músculos y la respiración de la madre para de esta manera aliviar toda la tensión contenida en ese momento y liberarla de una forma tranquila y relajada. Con estos estímulos la madre consigue mantener una mejor integración con el bebé algo que contribuye a un mejor proceso de gestación y el bienestar de ambos.

Para ello, el proceso que se suele seguir con la osteopatía en el embarazo es el siguiente:

  • En el primer trimestre, las técnicas de osteopatía durante el embarazo, suelen concentrarse más en enseñar a manejar el estrés y la ansiedad de la madre mediante la práctica de ejercicios de preparación para el parto, el fortalecimiento de la espalda y el control de las náuseas matinales tan habituales.

  • En el segundo trimestre, los esfuerzos se concentran en las piernas, los pies y el suelo pélvico realizando ejercicios de estiramiento de ligamentos y de flexibilización del suelo pélvico.

  • En el tercer trimestre, se llevan a cabo técnicas y ejercicios para el dolor lumbar, dorsal, uterino, púbico y pélvico.

En resumen, las técnicas varían dependiendo de la fase del embarazo en la que se encuentre la madre, pero principalmente se centran y/o enfocan los esfuerzos en la preparación de la madre hacia el parte, con ejercicios físicos y de respiración principalmente.

¿Cuáles son los beneficios de la osteopatía?

La osteopatía ofrece grandes beneficios no sólo en el embarazo:

  • Uno de ellos es que se trata de un procedimiento más global que otras técnicas, puesto que se centra en el problema desde su origen y detectando aquellas zonas que puedan estar relacionadas para determinar el foco del dolor para de esa manera de una forma más completa.

  • Mejora la salud de los músculos, dándoles más resistencia, funcionalidad, equilibrio y fortalecimiento.

  • Se trata de un tipo de tratamiento poco invasivo, en el que el paciente se puede ir a casa después del tratamiento por su propio pie y el cual no requiere del uso de fármacos.

  • Mejora el estado general del paciente y por ende mejora su calidad de vida.

  • Ayuda a la relajación, a la elasticidad de los ligamentos y al proceso de gestación. Tanto es así, que ayuda también al bebe a liberar estrés a través de la madre y a que este mantenga la posición adecuada dentro del útero.

Recomendaciones sobre osteopatía tras el parto

Algunos consejos sobre la osteopatía tras el parto, son los siguientes:

  1. Es recomendable que en el postparto no se suspendan las sesiones de osteopatía ya que esta tiene como objetivo principal:

    1. La recuperación después de dar a luz

    2. Eliminar los dolores

    3. Tratamiento de estiramiento de las fascias por la fuerza hecha en el parto

    4. Drenaje linfático

  2. El posparto, dependerá en gran medida del tipo de parto que se haya tenido y de la salud de la persona (cada cuerpo es diferente y único). Mayormente se dice que el postparto dura 6 semanas, pero a veces esto se puede alargar mucho más y es importante reconocer los masivos cambios que se vendrán dando con el paso del tiempo y tratar de habituarse a la nueva rutina para llevar un proceso de mejora satisfactorio. Para ello, es sumamente importante:

    1. Descansar: es una de las mejores formas de lidiar tensiones y estrés y conseguir una mejora mucho más rápida que también será un beneficio para el bebe.

    2. Seguir una buena nutrición (prescrita por un nutricionista): come bien; proteínas, frutas y verduras.

    3. Estar bien hidratada: bebe mucha agua, en especial si amamantas a tu bebe.

  1. Tras haber tenido un parto por cesaría es fundamental el concentrarse en cuidar la zona de la herida, manteniendo la zona seca y usando las cremas, geles y/o tiritas especiales para cicatrices que tu médico te haya recetado en cada momento siguiendo sus instrucciones al pie de la letra. Este tipo de recuperación es mucho más dura físicamente que el parto natural, por lo que se suele recomendar que no se intente levantar peso o hacer gestos bruscos.

  2. Es recomendable y de gran ayuda hacer ejercicio después del parto, ya que te ayudará a fortalecer esos músculos, al principio dentro de las 6 y 8 semanas es suficiente salir a caminar y aprovechar a pasear con tu bebe. Pasando este periodo es mejor empezar un plan de acción con un entrenador personal profesional, el cual ayude a orientar los ejercicios para no provocar sobre esfuerzos del cuerpo. Algunos ejercicios que suelen recomendarse en este sentido, son el yoga el cual además es un método de relación y relajación increíble para esta con otras madres.

  3. Es importante no agobiarse, si necesitas ayuda pídela (existen psicólogos y otros muchos especialistas que pueden ayudarte), entendemos que puede ser frustrante, pero todo pasa, deja que tu cuerpo se reintegre físicamente y tú a nivel mental para poder disfrutar de tu nueva etapa como madre. Es lógico que le dediques mucho tiempo y trabajo a crear el vínculo con tu bebe pero esto no debe interrumpir o anteponerse a tu recuperación, ya que esto repercutirá en tu salud y por tanto en la de tu bebe.

  4. Es mejor no seguir reglas o "consejos" de personas externas ni lo que los otros dicen, así te agobiaras más. Cada madre e hijo tiene su proceso de adaptación así que olvídate del reloj, tu pon y escoge tus tiempos, lo que se amolde mejor para ti y para tu bebe es lo ideal, y ante todo no te desanimes, piensa que es un proceso complejo y que lo estás haciendo lo mejor que puedes.

Nuestro equipo Monbebe está aquí para ti. Contamos con los mejores especialistas en maternidad a domicilio para pasar este proceso juntas. Si tienes una consulta o pregunta no dudes en ponerte en contacto para tratar cualquier asunto sin compromiso. Estaremos encantadas de responderte a la mayor brevedad posible.