¿Cómo, cuándo y cuánto tiempo dar el pecho a tu bebe?

08.01.2020

La leche materna es el mejor alimento que una madre puede ofrecer a su bebé durante los primeros meses de vida, puesto que le ayudará a tener un buen desarrollo y crecimiento y tendrá efectos positivos en la salud del bebé aportándole una serie de nutrientes que reducirán sin duda muchas infecciones.

Por ello, aquí te damos algunas claves sobre cómo y cuánto tiempo dar el pecho a tu bebé y algunos consejos que seguro te resultarán muy prácticos.

¿Cuándo y durante cuánto tiempo dar el pecho a tu bebé?

Es fundamental iniciar la lactancia lo antes posible, ya que favorece el aprendizaje del recién nacido y estimula la subida de la leche; generalmente suele darse cuando el bebé está despierto, momento en el cual sentirá un reflejo o instinto de succión.

Dicho esto, lo más conveniente es que la lactancia materna se mantenga como mínimo hasta los 6 meses (momento en el cual se introducirán en la dieta del bebé otros nutrientes), pero cuanto más se alargue mejor.

En cualquier caso si la duración es menor pero se suple o completa la nutrición del bebé adecuadamente (siempre bajo el profesionales especializados) el bebé contará con un desarrollo generalmente normal, aunque es recomendable y beneficioso dar el pecho cuanto más tiempo posible mejor.

¿Cómo y cada cuánto tiempo dar el pecho correctamente a tu bebé?

  • Para iniciar una correcta lactancia, el bebé deberá tener la boca abierta unos 180º, invertir los labios y abarcar toda la areola con la boca.

  • Hay que colocar al niño de modo que el pezón quede al nivel de la nariz o del labio superior.

  • Es mejor acercar el pecho al niño.

  • La duración de las tomas debe ser a demanda. Un recién nacido no tiene horario, poco a poco irá cogiendo el hábito de tiempo. Para que se adapte de una manera más fácil y sencilla es recomendable que el niño pase el mayor tiempo posible con la madre, empezando por la estancia en la clínica, se recomienda despertarles cada 3-4 horas para ofrecerles el pecho.

Algunos datos de interés


  • Generalmente el recién nacido necesitará más tiempo en cada pecho que el bebé de 3 meses, por lo que según vaya pasando el tiempo el bebé será más breve en cada pecho.

  • Otro dato importante que debes saber, es que la concentración de grasa en la leche materna alcanza el punto más fuerte al final de la toma, por eso, es importante dejar que el bebé vacíe todo el pecho, antes de pasar al otro; de esta manera, el bebé quedará más saciado.

Trucos y consejos para dar el pecho a tu bebe


  • El principal y mejor consejo es que tengas mucha paciencia y le dediques tiempo a este momento con tu hij@. Aprende a disfrutarlo ya que no durará para siempre y es algo muy bonito que siempre recordarás.

  • Sostén al bebé tripa con tripa, de manera que no tenga que girar la cabeza para alcanzar el pecho y esté lo más cómodo posible.

  • Sujeta el pecho aplicando la famosa técnica de la "C" (el pulgar arriba y los dedos por debajo, muy por detrás de la areola) haciendo rozar el pezón por la nariz y el mentón del bebé, hasta que abra bien la boca. Acerca el bebé al pecho y consigue que la dirección del pezón se dirija hacia la boca. Asegúrate de que el bebé coge el pezón y gran parte de la areola, de manera asimétrica, para que abarque más la parte inferior que la superior. La posición óptima es nariz y mentón pegados al pecho con los labios invertidos. Una vez el bebé empiece a mamar, evita sujetar el pecho durante el amamantamiento ya que podría perder el correcto enganche

  • Relájate, no te agobies, mantén la respiración pausada y tranquila y relaja los hombros.

Si aún así, te quedan dudas, ponte en contacto con nosotras y descubre nuestro servicio de asesoramiento durante la lactancia.