¿Cómo está formado el cordón umbilical y qué hacer con él tras el parto?

08.01.2020

El CORDÓN UMBILICAL es la estructura que une al bebé con su madre durante el embarazo y a través de él le llegan al feto el alimento y el oxígeno, por ejemplo.

El cuidado del cordón umbilical comienza en el momento del nacimiento y hasta que cicatriza, los gérmenes habituales de la piel pueden provocar una infección. Por eso es muy importante el cuidado e higiene para que se mantenga limpio y no se infecte. 

Son muchos los productos que se han empleado a lo largo del tiempo: soluciones antisépticas tópicas (clorhexidina 4%, alcohol 70°, sulfadiazina de plata, etc.), antibióticos tópicos (bacitracina, mupirocina).

El uso de estos productos se recomienda en aquellas situaciones en las que la atención neonatal y las medidas higiénicas sean deficitarias. En los países desarrollados con medidas higiénicas adecuadas, no se ha visto que estos métodos sean mejores.

Por lo que recomendamos: 

  • Lavarse las manos antes de su cuidado.
  • Limpiar la zona del cordón con agua tibia y jabón neutro y secarlo bien.
  • Mantener una gasa seca envolviendo el cordón y cambiar la gasa con los cambios de pañal.
  • Cambiar frecuentemente los pañales del bebé.


Signos de alarma:

  • Enrojecimiento o inflamación de la zona.
  • Cordón húmedo con secreción amarilla y mal olor.
  • Sangrado. * Retraso en la caída después de los 15 días de vida (el cordón suele caerse entre 5 y 15 días).